Hasta que la muerte nos separe o cómo Aromas me recuperó como cliente
Cuando hice del trabajo un viaje literario a la tierra donde nacen los dragos